2.9.14

Amor propio

    Comienza una nueva etapa en mi vida, y lo sé porque lo he decidido yo.
   A diferencia de otros veranos, decidí intentar descubrirme más a mí misma, entender lo que soy realmente y, sobre todo, valorar quién soy como persona. Si hay algo que me ha costado descubrir es la importancia de quererse, de aprender que la única persona con la que conviviremos de verdad, hasta el fin de nuestros días, es con nosotros mismos. De ahí que sea tan significativo.
    No hay nada como la seguridad y el poder que te otorga el conocer ese hecho, la fuerza que te da a la hora de saber de lo que eres capaz y de que, sin duda alguna, puedes hacerlo. ¿Y qué hay de la autoestima?, ¿de la seguridad en uno mismo? Basta con observar la sonrisa que se dibuja en tu rostro cada mañana y la energía con la que decides enfrentarte a un nuevo día. Es esa dosis de positividad que todos necesitamos, la que nos dice que todo va bien y va a ir mejor, dispuestos a lograr nuestros sueños y metas. Y saber que tan sólo bastaba sentirse bien con uno mismo...
  Y todo sin contar con esa sensación gloriosa y alegre que irradias a tu alrededor, contagiando a quienes te rodean y convirtiéndote (y aquí hablemos claro y enserio) en ese rayo de luz que todos deseamos ver los días de tormenta, cuando parece que no existe sol tras ese cielo gris y pálido. ¿No te gustaría comprobarlo?. ¿saber lo que se siente?
   Pues yo no me lo creía, y he tardado años en descubrir lo que se siente. Hasta ahora, cuando descubrí la clave del amor propio y las maravillas a las que conduce. Ojalá pudiera buscar el modo de expresar lo que se experimenta, de contagiaros y tentaros a comprobar que lo que digo es cierto: cuando te quieres, todo es posible.
    Sé que no es fácil, nadie dijo que lo fuera. Sin embargo, os invito a probarlo, a embarcaros en un reto del que, os aseguro, siempre querréis formar parte.


Image and video hosting by TinyPic

7 comentarios:

  1. AY TE HE ECHADO DE MENOS, MALA PÉCORA<33

    ResponderEliminar
  2. Pues no me has tentado ni contagiado porque yo ya llevo años practicando (o al menos intentándolo) eso que dices, pero seguro que las personas que aún no lo practicen, seguro que les has convencido ^^ En serio, es una fantástica reflexión y te animo a que sigas así!! :)) Enhorabuena por tu descubrimiento! Jaja la verdad es que es una maravilla leer cosas así de optimistas en una época en la que parece que todo el mundo escribe solo sobre cosas tristes...
    Un abrazo y pásate cuando quieras :3

    ResponderEliminar
  3. Hola
    Como me gustaría ser contagiada por ese positivismo con uno mismo. Pero creo pertenecer a esa clase de los que ven el vaso medio vacío. Es más cada cosa que escribo suele terminar tragicamente...
    Tengo que salir para el colegio pero prontito vuelvo para espiarte mejor que el FBI y seguirte, me gusto mucho tu manera de escribir.
    No sabría como decirte que me sigas porque es una plantilla rara la que tiene mi blog, pero el segundo creo que es posible seguir... Cualquier duda Tw: @AiileVedia
    Que tengas un lindo miércoles, adiós*

    ResponderEliminar
  4. palabras con mucho sentido,
    ha sido una grata lectura, gracias
    saludos desde Uruguay

    ResponderEliminar
  5. Buen texto, quererse a uno mismo es lo primero
    un beso

    ResponderEliminar
  6. Hay una frase de Oscar Wilde que dice: "Amarse a sí mismo es el comienzo de un idilio que durará toda la vida." excelente reflexión

    Espero nos sigamos leyendo mutuamente :) un abrazo y feliz jueves

    PD te dejo el link de mi fan page en facebook por si decides darte una pasadita facebook.com/thephoenixreturn

    ResponderEliminar
  7. Qué gran verdad. De veras. Quererte a ti mismo es lo mejor que puedes hacer.
    Además te llena, te llena de experiencias, de sabiduría, de saber qué quieres y cuándo lo quieres, hay que ser un poco egoísta y empezar a quererse a sí mismo también, que nadie va a hacerlo por ti, y como tú dices, somos los únicos con los que vamos a convivir durante toda una vida. De principio a fin. Hay que empezar a conocerse cuanto antes.
    ¡Buen texto reflexivo!
    Un besito.

    ResponderEliminar